jueves, 11 de julio de 2013

Sentimientos.

En la vida siempre hay momentos buenos y por desgracia, los malos. En estos últimos es en los que más se aprende. Se aprende a afrontar los hechos, a no tenerle miedo a lo que pasará, y a arriesgarse, porque lo único que quieres es que pasen y que lleguen esos momentos buenos. Pero aprenderlo es difícil, porque no sabes cuándo vendrá esta etapa difícil, no sabes cómo reaccionarás, y quizás tengas miedo, lo cuál es normal, todos tenemos sentimientos. Tienes miedo de que no puedas ser capaz de ver la luz a través del túnel, de ver a tu alrededor sin motivos para seguir adelante, sin motivos para sonreír. Pero tú no puedes venirte abajo, tienes que ser fuerte y luchar por hacer creer que hay mil motivos en esta vida para sonreír, y ninguno para llorar. Es difícil ser fuerte, dejando de lado tus sentimientos para que no te afecte nada y no preocupar a los demás, porque poco a poco se van acumulando y al final explotas, pero hay que arriesgarse, ''ya vendrán tiempos mejores''.
Esto no sólo hace que aprendas muchas cosas en la vida, sino que también nos hace que valoremos más lo buenos momentos, que los aprovechemos hasta el último momento, para que cuando vengan los malos, no nos arrepintamos del pasado por no saber aprovecharlo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario