jueves, 2 de mayo de 2013

Autoestima.

Hace ya tiempo que me pregunto lo mismo: "¿tengo autoestima?". Cada vez que se me pasa por la cabeza esa pregunta, se queda ahí bastante tiempo, y no puedo centrarme en nada más. Me pregunto por qué al verme en el espejo no sonrío al instante, o por qué cuando pienso en mis actos, mi reacción es que empiece a enfadarme conmigo misma, me entristezca, y me pregunte por qué soy así.
Me encantaría estar feliz conmigo misma, porque eso significaría que sería feliz con los demás, poder compartir mis pensamientos, aunque sean contrarios con la persona que estoy hablando, porque se supone que tengo confianza conmigo misma y me da igual lo que opinen los demás sobre mí o cualquier cosa.
Me siento fuerte y a la vez débil. Siento que mi felicidad depende de tonterías, y sé que así no puedo seguir, pero tampoco hago nada para remediarlo.
Siento que tengo fuerza de voluntad, pero muchas veces me derrumbo, y no sé qué hacer, ni a quién pedir ayuda.
Sé que no doy mi cara de verdad frente a la gente, porque no tengo confianza conmigo misma, y eso es una de las primeras cosas que quiero cambiar de mí misma, que me vean como soy, porque no tengo que tener miedo por saber el qué dirán o si se reirán de mí. Sólo tengo que ser como soy, no tener miedo, y si empiezo por eso, seguro que seré feliz algún día no muy lejano.

Susanna Storm.

No hay comentarios:

Publicar un comentario