martes, 13 de diciembre de 2011

Otra vez igual.

Cuando creía tener toda la felicidad posible, junto a la persona que quería muchísimo, pasó el tiempo y noté que en realidad estaba vacía. Lo único que pasaba es que él me absorbía toda la felicidad que tenía. Ahora, vuelvo a ser yo, esa chica tímida, sincera, que le encanta quedarse en su casa estos días tan helados, tomándose un café mientras ve Big Bang Theory.  Porque nadie me va a hacer cambiar, créeme, me encanta ser como soy.

No hay comentarios:

Publicar un comentario