jueves, 6 de septiembre de 2012

Esas noches.

Hay muchas noches que intento dormir, cierro los ojos, y me vienen imágenes a la mente. Imágenes tuyas, precisamente. Esas noches en las que nos quedábamos abrazados hasta muy tarde, pero eso daba igual, nos teníamos el uno al otro, los dos con una sonrisa de oreja a oreja. Muchas veces nos quedábamos callados, observándonos como dos tontos, sin decir nada, hasta que a alguno se le escapaba algún "te quiero", y el otro respondía con una cálida sonrisa.
Sin embargo, ahora estoy sola, sin ti, y no sabes lo mucho que echo de menos esos momentos...
No puedo dormir, pensando en que tú no estás a mi lado. Me hago las típicas preguntas, si me echarás de menos, dónde estarás, si estás bien...
Yo empiezo a sospechar si estoy enamorada o es una obsesión, hasta que comprendí que las dos palabras son técnicamente las mismas. Después de pensar en todo esto, en todo lo que te quiero, en lo que voy a luchar por ti, sacándote las sonrisas que hagan falta, esas que tanto me gustan de ti, en el tiempo que quiero pasar contigo... y sin querer, esbozo una sonrisa, porque esa idea de estar contigo siempre, es perfecta.

Susanna Storm.

No hay comentarios:

Publicar un comentario