martes, 10 de abril de 2012

Todo sale mal, otra vez..

Todo, todo sale mal... crees que esa persona es perfecta, que te quiere, y de repente, cambia completamente y se despide así sin más, sabiendo que nunca le volverás a ver, y si le ves, no será igual.
Gracias a todo esto, en tu interior poco a poco muere algo... hace que desconfíes de la gente, ya que crees que todos son iguales, y que te harán el mismo daño.
Pero lo bueno es que tú pensarás dos veces lo que estás haciendo con una persona, te pones en su lugar.
Cosa que a mí me pasó.. creí encontrar a la persona perfecta, y de repente, lo típico de: "Oye, que no eres mi prototipo, aparte me aburrí mucho contigo, te veo como una amiga, lo siento, adios". 
Y piensas.. "¿Por qué eres tan hijo de puta?", pero luego piensas si a ti te ha pasado alguna vez eso mismo.. y sí, puede haber pasado eso, y ahí es cuando tú te disculpas a esa persona, porque ya has experimentado ese dolor, que no es muy gratificante, por cierto..
El amor, saca tantos temas, es tan difícil... cada vez lo odio más, y creo que estoy empezando a odiar a la raza humana. Es jodidamente compleja.


Susanna Storm.

No hay comentarios:

Publicar un comentario