miércoles, 2 de noviembre de 2011

Días extraños...

En todo este tiempo, han pasado muchísimas cosas, algunas ni me las esperaba... Necesito, aunque muchas veces lo niegue, un hombro en el que apoyarme y llorarle. Necesito desahogarme, gritar al mundo lo que me pasa, pero no puedo, es como si me hubieran tapado la boca, para que esos secretos no salgan a la luz.
Poco a poco ves como todo te falla, te fallas a ti misma. Te vas odiando, y te preguntas llorando, "¿Por qué?". Sólo dudas, dudas hasta de ti. ¿Qué está pasando? ¿Es así cómo quiero acabar?
Quieres desaparecer, una parte de ti, quiere hacerlo... 
Pero sabes que el final se acerca, dentro de poco todo irá bien, pero no sabes cómo acabará, esperas que acabe todo bien, pero el futuro nunca se sabe...

No hay comentarios:

Publicar un comentario