domingo, 23 de octubre de 2011

¿Qué es la autoestima?


¿Qué es la Autoestima?

La autoestima es la capacidad de valorarnos a nosotros mismos por el hecho de ser quienes somos. Valorarnos no es  creernos mejor que nadie o que somos perfectos, supone aceptarnos a nosotros mismos con nuestros defectos y nuestras virtudes, aceptarnos totalmente.
Querernos tal y como somos no nos impide cambiar, al contrario, nos da más fuerza para crecer y mejorar. Muchas personas se rechazan a sí mismas porque hay algo de ellas que no les gusta y se dicen que en el momento en que lo cambien podrán sentirse satisfechos consigo mismos: “cuando adelgace podré sentirme bien”, “cuando sea capaz de hablar en público dejaré de sentirme inferior”, “cuando consiga tener pareja me sentiré valioso”. En realidad, esto nos está hablando de otro problema mayor, que es la falta de autoestima. Pero se trata de una autoestima condicionada al éxito, a los logros a la aceptación de los demás, con condiciones. La verdadera autoestima es incondicional. Es natural querer mejorar y superar las propias dificultades, pero no como algo indispensable para sentirnos bien con nosotros mismos, sino más bien como resultado de la capacidad de desarrollarnos personalmente, y esta capacidad se alimenta de la confianza en uno mismo.
El problema surge cuando en vez de aceptarnos tal y como somos nos exigimos ser como creemos que debemos ser o como los demás quieren que seamos. Nos empeñamos en alcanzar un imposible “yo ideal”, y  esto nos conduce a la frustración y aumenta nuestro auto-rechazo.

Características de las personas con alta Autoestima:

Una persona con autoestima:
  • Acepta sus defectos, debilidades y carencias.
  • Valora y se enorgullece de sus virtudes, capacidades, fortalezas y recursos.
  • Cuando comete errores no se castiga, sino que intenta aprender de ellos.
  • Le gusta aprender, mejorar y conseguir objetivos, pero como resultado de sentirse bien, no como condición para sentirse bien.
  • Disfruta de dar por el mero placer de hacerlo, sin sentirse dolido o frustrado si no recibe nada a cambio.
  • No se siente una víctima, sino que es capaz de salir adelante a pesar de las dificultades.
  • Se siente dueño de su vida y es capaz de tomar decisiones por sí mismo.
  • Su propia valoración no depende de la valoración de los demás. Se atreve a ser quien es, y no quien los demás quieren que sea.
  • Disfruta de sus relaciones personales y se relaciona con los demás de igual a igual.
  • Sabe poner límites y defender sus derechos de forma asertiva (no agresiva).
  • No se castiga, ni se sabotea, se cuida y fomenta los hábitos saludables.
  • No se compara con los demás, sabe que es una persona única y valiosa.

Consecuencias de la baja Autoestima:

Tener una baja autoestima predispone a sufrir problemas emocionales y psicológicos como pueden ser:
  • Depresión
  • Ansiedad, angustia y miedos
  • Fobia social y timidez
  • Inseguridad
  • Pasividad y falta de asertividad
  • Problemas de conducta
  • Autosabotaje
  • Adicciones

La Autoestima se aprende

La autoestima se aprende en la infancia. Aprendemos a amar y a amarnos a nosotros mismos porque otros nos aman, aprendemos a valorarnos porque otros que se valoran a sí mismos nos valoran.
A veces también aprendemos a exigirnos y a pedirnos siempre más, sintiendo que nunca es suficiente, que nosotros no somos suficientes o que no somos importantes.
La psicoterapia representa una segunda oportunidad para aprender eso que no aprendimos en el pasado, para reencontrarnos, redescubrirnos, y aprender a querernos más y mejor, a confiar en nosotros y en nuestros recursos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario