lunes, 16 de mayo de 2011

I'm on the highway to Hell.

-¿Mamá? ¿Estás ahí?.
Como no oyó nada, revisó su casa. En efecto, no había nadie.
Al momento, puso la cadena de música, la puso a todo volumen.
Era su día. No tenía que hacer nada, no había quedado, se había quedado sola. 
-¡Hoy estoy dispuesta a comerme el mundo!

No hay comentarios:

Publicar un comentario