domingo, 22 de abril de 2012

1| Jamás volveré a dormir.

"Mierda, vuelvo a llegar tarde a casa. Siempre me entretengo, qué asco". Llegaba una hora tarde. No sabía si su padre habría llegado a casa, pero si fuera el caso, estaba muerta. "Me castigará. Joder, soy tonta". 
Estaba a menos de dos manzanas de su casa, pero tomó otro camino más corto, atravesando un bosque no muy grande. A cualquier persona le daría miedo pasar por ese sitio tan oscuro. Al escuchar los búhos, o cualquier animalillo indefenso, se pondría bastante nervioso, pero ella no, no tenía miedo a nada, después de todo lo que había pasado.
Sin querer, tropezó con una rama y se hizo daño en el pie. 
- ¡Lo que faltaba! ¡Ahora me caigo! - Dijo. De pronto, oyó un chasquido de una rama, como si alguien la hubiera pisado. "Será un bicho, ¿quién va a estar a estas horas?". Se intentó levantar, le dolía un poco el pie, se lo había torcido, pero no le dio mucha importancia. Andaba cada vez más deprisa, quejándose, el dolor no desaparecía. Estaba un poco nerviosa, se encontraba mal, es como si alguien la seguía. Pensaba que igual habría un violador escondido, que la había perseguido desde la salida del bar. "Nah, tonterías mías".
De vez en cuando se daba la vuelta, por si había alguien. Cogió un palo, por si acaso saliera tal acosador, iría preparada, aunque con una simple rama seca no haría mucho.
Llegó al final del bosquecillo, y, sin pensarlo, se paró a escuchar. Creía haber oído.. a alguien, las respiraciones de alguien. "Parece que hay alguien", pensó, y sin más, empezó a correr. Lo admitía, tenía un poco de miedo.
Llegó ya a la puerta de su casa. Se había olvidado de las llaves, así que buscó por las macetas, normalmente su hermano dejaba unas ahí por si se le olvidaban las suyas. En efecto, estaban ahí.
Abrió torpemente la puerta y encendió la lámpara que estaba al lado suya.
- ¿Papá? ¿Álex? - No hubo respuesta. Aún no había llegado nadie a casa. Seguramente su padre estuviera saliendo del trabajo, y su hermano, con sus amigos, como siempre. Muchas veces dormía sola en su casa, ya que su hermano estaba con su novia, y su padre nunca aparecía.
Se puso el pijama y se tumbó en la cama. En teoría estaba sola en su casa, pero sentía como si hubiera alguien. Se levantó inquieta y comprobó si las puertas estaban cerradas. Esto hizo que se quedase más tranquila y se durmiese en cuestión de minutos en la cama.
A la mañana siguiente, bajó a desayunar. Estaba su hermano Álex viendo la televisión en el salón, tumbado en el sofá.
- Hola. ¿Dónde estuviste esta noche? - Dijo ella, restregándose los ojos.
- En casa de Carol. Me quedé ahí hasta tarde, cuando llegué estabas totalmente dormida. Qué graciosa estabas. - Respondió, recordando la cara de su hermana.
- Vale, gracias por la información. ¿Has desayunado o te lo hago?
- No, he desayunado pronto.
- Vale.- Se dirigió a la cocina para hacerse el desayuno. Tenía bastante hambre, lo único que hizo por la noche fue beber, pero no comió nada.
Mientras desayunaba en la cocina, su hermano escuchaba las noticias. La llamó:
- ¡Scar! ¡Ven corre, está saliendo nuestro pueblo en las noticias! ¡Joder! - Gritó, asombrado.
- ¿Ah, sí?
Decía lo siguiente: "Se ha hallado el cuerpo de un supuesto violador en el parque central ayer por la noche. Al parecer, temen de que haya fallecido de un paro cardíaco, aunque se le hará la autopsia esta misma tarde".
"No puede ser... estuve yo ahí, esa misma noche. No, no puede ser, es demasiada coincidencia...De la que me he librado..." , pensó.
- ¿Te imaginas que es como lo de la serie esa que veías? Igual uno tenía un cuaderno... Qué fuerte.- Dijo su hermano, riéndose de ella.
- Ja, ja, ja. Qué gracioso. Me voy a estudiar. Adiós. - Se metió en su habitación, pensando en eso. "Coincidencia, es imposible que me estuviera persiguiendo un violador, y que muriese... No le tengo que dar importancia al asunto, son coincidencias, qué tontería".
Pero aún se sentía vigilada, como si alguien la estuviera vigilando desde esa noche, esa noche que pasó por el parque que justamente había un violador, que ahora estaba muerto. ¿Casualidad?


Susanna Storm.

No hay comentarios:

Publicar un comentario