jueves, 23 de febrero de 2012

No importa nada.

Ver a una persona llorar en frente tuya no es muy agradable, pero es menos agradable si tú no la ayudas, y aún menos si es por tu culpa.
Esa persona se pone en tu piel, y no aguanta, se muere por ayudarte, pero tú lo único que haces es desahogarte con ella. ¿Crees que va a aguantar tanta presión?
Se derrumba, quiere que esa situación no exista, olvidarlo todo. Pero aún así, todos los días estás tú para recordárselo. No puede, no aguanta.
Sólo intenta ponerse en tu lugar, darte consejos, pero tú no la haces caso.
¿Qué clase de persona dejaría que alguien querido se derrumbe?


Susanna Storm.

No hay comentarios:

Publicar un comentario