martes, 19 de julio de 2011

Suerte, quizás.

Cuando se me acercó por primera vez y me dijo que me quería... me pregunté por qué a mí, qué tenía de especial que no lo tuviera otra persona. Sé que no soy perfecta, pero intento serlo, lo juro. Él me hizo feliz, ¿le haré yo feliz a él? No lo sé. Es como si el cielo y la tierra de hubieran fusionado en tu mirada. No sé cómo explicar tantas cosas, y no es que sean difíciles, es que esas simples palabras no valen para una persona como tú.
Es algo diferente. Eres algo diferente, tienes algo que me encanta. Sé que es difícil esto que te diré, pero... No quiero que me dejes en esta vida. ¿Qué sería yo? ¿Cómo me las apañaría sin esos ánimos tuyos? 
No quiero ni pensármelo, no quiero que pase nunca, aunque nunca sabrás lo que pasará en el futuro...
Te amo.


Yuiko Aoi.

No hay comentarios:

Publicar un comentario