viernes, 24 de junio de 2011

Adiós.

La única pregunta que me digo es el por qué.
Por qué te fuiste de mi lado, ¿por qué?
No puedo vivir con este peso yo sola, te necesito a ti, nada más. Nadie me puede ayudar en esto. ¡Te necesito!
Te fuiste sin dejar rastro, creyendo que así hacías menos daño, pero es todo lo contrario. Esa carga, cada vez se hace más grande, y sólo se me ocurre una solución para aliviarlo.
Decirte que te quiero, que te amo... Y que mi vida ya no tiene sentido sin ti, asique, adiós, que te vaya mejor que a mí.

Yuiko Aoi.

No hay comentarios:

Publicar un comentario