martes, 28 de junio de 2011

7 | Ahora es esencial.

Durante toda la noche estuve pensando en todo lo ocurrido.
"Increíble, ¿qué tiene él que me haga tan feliz? Sólo le conozco de dos días, no puedo haberme...¡no!."
"Pero entonces... ¿Por qué no dejo de pensar en él? ¡Basta!"

No pudo dormir muy bien, estaba nerviosa. No sabía qué hacer, necesitaba decírselo a alguien, necesitaba apoyo.
O necesitaba... Necesitaba verle, necesitaba conocerle más.
Le llamó por teléfono, estuvieron hablando muchísimo tiempo, hasta que ya se hizo tarde y colgaron.
"Cada día le quiero más. Qué tontería, me he enamorado de un extraño".

Estuvieron toda la tarde en una explanada bastante grande. 
Se lo estaba pasando genial, como nunca. Él la hacía muy feliz, pero... ¿qué tenía él que no tuviesen los demás?
Igual había encontrado su media naranja...
"Por qué no... Tenemos tanto en común...".

Yuiko Aoi.

No hay comentarios:

Publicar un comentario